Archivo de la etiqueta: Imperialismo

Las garras del imperio * Pablo Mirlo

garras

No llevo mucho tiempo en este planeta, sin embargo, algunas cosas he aprendido en este poco tiempo. Una de esas cosas es dudar SIEMPRE de los pasos de la dictadura más grande y solapada del mundo: la gringa.

El reciente anuncio de restablecimiento del diálogo entre los gobiernos de Cuba y el gobierno de EE.UU ha sido recibido con gran alegría y optimismo por muchos, y no es para menos, la situación de no diálogo entre ambos países, en plena era de las comunicaciones era, por decir lo menos, cavernaria y atemporal.

Sin embargo, debo ser justo, y antes de exponer mis dudas ante esta apertura de ambas naciones, es preciso que me sienta feliz por el pueblo cubano. Si ellos se sienten felices, luego de tantos padecimientos, injusticia y aislamiento por parte de la dictadura gringa, es preciso que yo, amante lejano de esas tierras y costas, también comparta con ellos esa alegría. Pues no es poco lo que han debido pasar. Sometimiento, abandono y castigo de gran parte del mundo perteneciente a la órbita capitalista gringa, por el solo hecho pensar distinto y querer ser independientes.

Es preciso que destaque el valor de ese pueblo de declararse libre de la mano imperial y de mantenerse digno ante las presiones internacionales por más de medio siglo. Y de no ceder jamás ni claudicar en sus convicciones. Los métodos para sostener esa autonomía pueden ser discutibles, sin embargo, no se puede soslayar el encomiable valor y fortaleza de aquel pueblo.

Hecha esta aclaración parto por exponer mis dudas.

Hay un dicho muy extendido por Latinoamérica que dice: “si nunca ha habido un golpe militar en Estados Unidos, es porque en ese país no hay una embajada gringa”. Sin embargo, más allá de la ironía del dicho, que puede sonar gracioso, detrás se esconde una tremenda verdad. Y es que las embajadas gringas, lejos de ser establecimientos diplomáticos, en Latinoamérica, siempre han sido utilizadas como verdaderos caballos de Troya, a través de los cuales, históricamente se ha colado dinero y tráfico de influencias para mantener los territorios alineados con el imperio del norte.

Demasiado bien sabemos lo que hicieron en Chile –y aun hacen–.

En la década del 60, por ejemplo, impulsaron la llamada “revolución en democracia” como método “civilizado” para sustituir los aires emancipadores que soplaban de la gran Cuba hacia toda Latinoamérica. En este periodo, la embajada gringa jugó un rol importante en la coordinación de los esfuerzos para que en las elecciones presidenciales del 64, en Chile, ganase el candidato que en el discurso proponía una “revolución democrática” por sobre una revolución armada: Eduardo Frei Montalva. Y lo lograron, impidiendo de paso, una revolución armada.

Luego, 6 años más tarde, cuando el pueblo logró lo “impensado” en 1970, y eligió al primer presidente socialista en la historia del mundo votado de manera democrática, Salvador Allende, esa misma embajada y desde la Casa Blanca se digitó el asesinato de generales democráticos y respetuosos de la constitución, como lo fue el general Scheneider. Y luego, bueno, ya sabemos el resto de la historia. Quemaron la casa de gobierno y junto con eso, mataron al presidente del Pueblo, Salvador Allende.

Es por eso que tengo dudas ante el restablecimiento del diálogo entre Cuba y EE.UU, pues si eso significa una embajada gringa en suelo cubano, sería realmente peligroso, no solo para Cuba, sino que para todo Latinoamérica.

El peligro está en destruir a Cuba desde adentro. Piensen cuántas veces han intentado a asesinar a Fidel Castro y la Revolución (sin embajada gringa en territorio cubano de por medio). Y ahora, con una embajada allí, en su territorio, ¿creen que Washington resistirá la tentación de no hacer nada?

Desde un punto de vista global, la movida de EE.UU solo obedece a esos temores eternos que tiene de perder su supremacía militar.

A sabiendas que el sueño de Bolivar sigue extendiéndose desde Venezuela al resto de Sudamérica, lo que el imperio pretende por un lado es: separar a Cuba de Venezuela, y luchar por conquistar el territorio de Chavez, y además, evitar que una nueva crisis de los mísiles con Rusia; país con el cual se ha vuelto demasiado hostil en los últimos años.

Es por todo esto que no se puede confiar en un estado como el gringo que por una lado pretende “hacerse amigo” de Cuba, mientras que por otro sigue instigando y gestionando un golpe de estado en Venezuela.

Lo que Estados Unidos pretende con esta jugada es sacarse todas esas piedras del zapato que le molestan, y tener un continente americano subyugado en toda su extensión; desde Alaska hasta Tierra del Fuego, y para eso, era imprescindible penetrar en la isla caribeña, y a su modo, sutil y lento, tomar posesión de un territorio que siempre ha temido se convierta en una base militar rusa que los ponga en peligro -siendo que ellos tienen bases por todo el mundo y nadie puede quejarse.

En fin. No puedo confiar en las palabras del premio nobel Obama. En ese hombre que mata a distancia con sus drones. Que motivó una revolución nazista en Ucrania. Que invade Siria. Que castiga a Venezuela. Que es heredero de quienes mataron a Allende. Que conspiró para matar a Chavez. Lo siento, pero no puedo confiar en ese gobierno, para mí, todo esto del restablecimiento del diálogo es solo el primer paso para someter a Cuba y a Venezuela, desde dentro, y de paso, acabar con el sueño de la Patria Grande.

Sin embargo, confío en el Pueblo Cubano, que se ha preparado y educado por años para hacer frente a las dificultades.

Espero que Cuba y Venezuela nos sigan iluminando el sendero a recorrer y que la revolución no se venga abajo.

Por Pablo Mirlo

Publicado en Revista Pluma Roja N°21 Enero 2015

Para más visite Revista Pluma Roja

Anuncios

¿Tenemos debate? * Pablo Mirlo

Hace tiempo que dejé de ver televisión y escuchar programas de radio acerca de política y contingencia. Para ser honesto, me hastié de tanta porquería sesgada. Sin embargo, siempre a uno le llegan pequeñas “noticias” de cuál o tal polémica es la que está de moda.

Pues bien, si bien esto no es una polémica en sí, ilustra el nivel de ceguera de quienes se autodefinen como “pluralistas” y adalides de la democracia y la verdad.

Resulta que hace poco realizó una gira por Chile y Latinoamérica un representante de la República Democrática de Corea: el español radicado en dicho país de nombre Alejandro Cao de Benós. El hombre, además de dictar varias charlas a nivel nacional, visitó distintos sets de televisión, entre ellos CNN Chile, etc. Sin embargo, donde más llamó la atención fue en su aparición en el programa Vigilantes del canal La Red.

En este programa, de emisión diaria a nivel de nacional, en el cual se tratan diferentes temas “polémicos” -en realidad, solo las pataletas y berrinches diarios de twitter- y además, se “debate”, el portavoz de Corea fue sometido a un burdo y sesgado interrogatorio en el cual, las preguntas del entrevistador, rebosaban de desinformación, críticas y un marcada postura imperialista ante las respuestas del entrevistado.

Sin embargo, la guinda que coronó tan bochornoso interrogatorio fue cuando el entrevistador, claramente exaltado, le pregunta a Alejandro, claramente cuestionando la “democracia” del país asiático: “¿En su país hay programas de debate cómo ÉSTE?

[Insertar cara hipócrita aquí y risas por favor]

Pues resulta que, ESE programa de “debates” llamado Vigilantes, que el entrevistador mencionaba, no es precisamente el ejemplo de un programa pluralista y en el cual, de verdad, se enfrenten posturas ideológicas contrarias, como para enaltecerlo como ejemplo de un programa “democrático”, en un país TAN “democrático” como Chile.

Muy por el contrario, en dicho programa solo se escucha UNA voz; la voz de la clase alta, la cual, con matices más matices menos, al final, siempre defiende nimios intereses burgueses, sin jamás tener un real idea de lo que pasa en las calles, ciudades y poblaciones de este largo país. Como ya lo dijera el grupo Sol y Lluvia, a muchos de ellos, de verdad, les falta hacer una largo tour por el Chile real para que vean la vida tal como es.

Ahora bien, el problema del “debate” (o la falta del el) no sería tan grande si no fuera porque en Chile, y no solo en el programa Vigilantes, sino que en todos los canales y radios, está secuestrado por una elite que solo debate cosas concernientes a sus intereses.

Es divertido como en radio Bio-Bío, por ejemplo, en el programa de la tarde de Julio Cesar Rodriguez, una vez a la semana se lleve a dos representantes de los “polos opuestos” de la política en Chile: nada más y nada menos que Francisco Vidal (perteneciente a la alianza gobernante) y a Mario Desbordes (perteneciente a la “oposición” de derecha), siendo que ambos, antes que todo no representan a nadie, salvo a los intereses de una pequeña burguesía chilena. Sin mencionar además que: ambos pertenecieron a ramas de las fuerzas armadas y la policía, es decir, viven tranquilitos y gratis con la pensión de papá estado. Es decir, de hambre no se están muriendo. Y por último, para coronar lo absurdo de todo esto, Francisco Vidal es un aliado del gobierno “socialista” de la presidenta actual, siendo que este gobierno es más facho que los mismos fachos que representa Mario Desbordes, su “opositor”. ¡País de locos!

Entonces, el panorama que se dibuja en estas “democráticas” tierras de Chile resulta desalentador. En la televisión, los movimientos populares de abajo e izquierda verdaderos, no existen, y cuando resulta que, por esas cosas de la vida, se invita a algún representante de estos grupos, se les ridiculiza, se les tacha de extremistas y de poco menos que terroristas y que quieren destruir el país. O cuando llega una fuente, por ejemplo, de un lugar desde el cual se han tejido tantos mitos y desinformación, como lo es el caso de la República Democrática de Corea, se la critica, interroga y ridiculiza, mostrando a Chile como un ejemplo de democracia versus la Corea de Kim Jong-un.

Por algo no ganó las elecciones presidenciales del 2013 Roxana Miranda, la única candidata que era del Pueblo. Pues el Pueblo no existe en los medios de comunicación. El Pueblo no tiene espacio para debatir con la elite. El Pueblo no tiene los espacios para expresar su realidad. Y peor aún, gran parte del Pueblo, se ha tragado el cuento de que pertenece a la etérea “clase media”: el mejor chiste que ha inventado a la elite para que los pobres no se sientan tan pobres o mal mientras les saquean los bolsillos a manos llenas. El Pueblo no tiene consciencia de clase.

Por Pablo Mirlo

Artículo publicado en Revista Pluma Roja N°21 Enero 2015

Para más visite: Revista Pluma Roja

jhj

Alejandro Cao de Benós


El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Glykós Katharsis

Este espacio constituye mi pequeño cosmos y es un fiel reflejo de mí; alberga escritos sobre todo aquello que me gusta, me apasiona, me interesa y me infunde curiosidad. Para leer alguna de mis entradas, selecciona la ''categoría'' que sea de tu preferencia , o bien, echa un vistazo a lo ''más visto'' Todo lo publicado es de mi autoría.

Alejandra Meza Fourzán

Autor/Author Blog

Soñando...

Micro creaciones llenas de mi alma... u otras.

La Piedra Psilosofal

-Amo ergo Sum-

Pintura del Cosmos

Relatos, cuentos y literatura

Globo de Ayer

Es un poco y mucho de todo (poesia, musica, letra e historias)

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Yo amo al cine

Criticas, estrenos y más

Singularette

No solo soltera, sino singular

(Nos)otros

Escribiéndote...escribiéndome...escribiéndo(Nos) a (otros)

novelaromanticaescritorajoven

A almas vivas, ardientes, soñadoras y guerreras.