Balas y fuego * Pablo Mirlo

Tengo todas las dudas del mundo
dando vuelta a mí alrededor,
como duendes,
como llamas.

Soy el menos indicado
para hablar
de la nada,
los jueves,
cuando nadie dice nada.

De todas las horas del día,
siempre te miro a la misma,
todas las semanas.
Y no me extraño,
de lo extraño,
que es eso.

Más extraño
me parece
este país gobernado
por presidiarios,
y que ninguno de ellos
este preso.

Y que se crean sabios,
y que crean creo,
cuando fingen
hablar en serio,
siendo que,
para eso,
prefiero,
hablar, 
con payasos.

Es por eso que
no me extraño,
de lo extraño,
de hablar con extraños,
pues ellos perdieron
el último vuelo,
y yo,
voy recién,
llegando.

Después de todo,
todo lo que he heredado
son dudas,
un par de bolsillos
huecos,
y una espalda
llena de agujeros,
a la espera 
de ser rellenada,
con lo único que
este Estado regala:
balas y fuego.

Es por eso que tengo
todas las dudas del mundo,
y no hablo de lo correcto.
Pues me extraño de los sabios,
y los guardianes del tiempo.

De esos,
huyo al más mínimo
de sus llamados.

A mí propio y debido
tiempo.

Por cierto,
muy cierto.

Por cierto,
muy extraño.

Por Pablo Mirlo

Licencia Creative Commons
Balas y fuego por Pablo Mirlo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s