El caos * Pablo Mirlo

Repite, el caos viene conmigo
Repite el caos, viene conmigo
Repite el caos viene, conmigo
Repite el caos conmigo.

Los paraguas apuntan al ombligo
y en el ancho gris, marcan el camino.
Son quitasoles, los espejismos
de caos rayado en las paredes,
del laberinto.

Se hace largo el camino
entre tanto paso perdido,
más todavía si se tiene,
el corazón a cuestas,
latido y abatido.

No es tan fácil,
como parece,
medir distancias
entre recuerdo y olvido.
Como tampoco es fácil,
de repente,
amar la oreja y odiar el oído.

El caos viene,
viene escondido.
El caos viene,
y no,
conmigo.

Por Pablo Mirlo

Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

labyrinth_145168

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s