Borren las fronteras. Y punto.

09 mayo 2015

Esta semana, los políticos de los países vecinos de Bolivia y Chile, han dado un triste espectáculo en el corte internacional de justicia de La Haya.

Lo que sucede es que el gobierno de Bolivia demandó al gobierno de Chile ante el tribunal internacional, pues quiere que este país se siente a negociar con ellos una salida al mar con soberanía a través del actual territorio de Chile.

La disputa del gobierno de Bolivia con el chileno es de larga data y tiene sus orígenes en la insurrección burguesa chileno-inglesa, la cual, arrebató territorio y salitre al gobierno boliviano a finales del siglo XIX. (En este link: Un mar de dudas se pueden enterar del origen de esta guerra según mi opinión).

Ahora bien, como se imaginarán, la ignorancia de los gobernantes de ambos lados, y el estar metidos en este ridículo juicio internacional, solo ha repercutido en generar odiosidades entre ambos pueblos. Pueblos, que por lo demás, ya han estado condenados por casi más de 100 años a pelearse, dada la estupidez de sus gobernantes, en vez de haberse unido como vecinos y socios estratégicos que son y serán por siempre, y crecer juntos. A menos que Chile, claro, sea tragado por los tsunamis y volcanes, y por supuesto, desaparezca del continente. En ese hipotético caso, olvídense de la hermandad y todo eso. (No se enojen los “patriotas”, es broma.)

De ambos lados, lo peor de cada sociedad se ha encargado de enrostrarle al otro su carácter de ladrón, mentiroso, canalla, por estos días. Todo lo cual ha sido caldo de cultivo para el nacimiento de los más recalcitrantes nacionalistas y chauvinistas que puedan imaginar, y que piden, sin asco,  balas y guerras para el “enemigo”.

Pero en fin, más allá de este negro panorama entre nacionalistas neuróticos y gobiernos que se demandan, y el despilfarro de miles y miles de dólares para que nos resuelvan los problemas unos señores que con suerte saben en qué parte del mapa queda Bolivia y Chile, el verdadero perdedor, como siempre, es el pueblo de ambas naciones.

Son tanto o más víctimas los soldados pobres y jóvenes –porque los ricos no van a la guerra, ellos solo la declaran– que fueron mandados a matar a sus vecinos y que murieron por causas burguesas en el siglo XIX entre Chile y Bolivia.

Somos tanto o más víctimas nosotros, del odio y recelo engendrado por algunas “personas”, que aman más el dinero y la guerra antes que el valor incalculable de la paz y el ser humano.

Son tanto o más víctimas las personas muertas en la guerra invasora llevada adelante por Inglaterra y Chile contra Bolivia, como los son ahora todos aquellos que son discriminados por su color de piel u origen, tanto en Chile como Bolivia.

El pueblo es la víctima. Los pueblos de Chile y Bolivia.

Ahora bien, para no solo quedarme en la crítica con respecto a la disputa de ambos gobiernos, propongo lo siguiente: borren las fronteras.

He volado sobre países, y desde el avión, no se ven esas líneas que aparecen en los mapas. ¡Las líneas son imaginarias! Borren las fronteras. Las fronteras son los barrotes que nos encierran en estas cárceles llamadas países. Las fronteras son el cerco que mantiene al rebaño viviendo y experimentando solo con sus pares, sin jamás conocer de otras realidades, sin jamás experimentar otras historias. Las fronteras no son más que un invento militar. Si un boliviano quiere vivir en Chile, que lo haga. Si un chileno quiere vivir en Bolivia, que lo haga. Si alguien quiere establecer un negocio en cualquiera de ambos países, sin importar su nacionalidad, que lo haga. Si lo bolivianos quieren mar, pues que vengan. Hagan sus puertos. Compartamos la naturaleza y belleza del mar. Sin un chileno no quiere vivir en Chile, que se vaya, que no se lo impidan esas líneas que solo existen en los mapas. ¿Por qué será que cuando se trata de tranzar divisas, dinero y acciones en la bolsa, todas ellas viajan sin límites por el mundo? ¿Es el dinero más libre que el ser humano? ¿Si se trata de dinero, no existen las fronteras? ¡Ahí  es cuando nos damos cuenta que las fronteras están obsoletas! Algunos dirán que las fronteras protegen de los males de otras sociedades. Pero pregunto: ¿hay alguna sociedad perfecta? ¿Existe el pueblo que gracias a las fronteras haya acabado con el narcotráfico, por ejemplo, o la delincuencia, o la pobreza, etc.?

En fin, borren las fronteras de la conciencia de las personas y punto, es mi humilde opinión.

Por Pablo Mirlo

220px-Guerra-del-pacifico-01-a_0
Bolivia, antes del despojo.
1-bolivia-1
Bolivia, después del despojo.
Anuncios

4 comentarios

  1. “A menos que Chile, claro, sea tragado por los tsunamis y volcanes, y por supuesto, desaparezca del continente. En ese hipotético caso, olvídense de la hermandad y todo eso. (No se enojen los “patriotas”, es broma.)”

    Existen cosas con las cuales no se bromea…como imaginarse hipotéticamente la desgracia ajena, desearle el mal a un pueblo es el principio de genocidios, de injusticias, y es la manera de pensar de los estúpidos. Triste, porque su blog contiene verdades, pero se contradice y no logran veracidad al leer lo citado.

    Me gusta

  2. No me parece que deseo “la desgracia ajena a nadie”. Esa es una interpretación suya.

    Vivo en Chile. No hablo desde la lejanía. Por ende lo que pase, o no, en Chile, me afecta de manera directa. No me es “ajeno”.

    Estúpido me parece creer que todo deba hacerse de manera tan seria. A veces se me olvida que no todos están en la misma sintonía con la que uno pretende comunicar opiniones. Y solo se quedan en la forma y no con el fondo. Eso sí me parece triste. Sin embargo, pese a esa falta de entendimiento con respecto a lo que he escrito, no iría por ahí diciéndole que no me entendió porque usted piensa como los estúpidos, pues lo estaría insultando, y eso, la verdad, no me interesa hacerlo.

    Sin embargo, si busca “seriedad,” hay varios medios escritos más “serios” y “verídicos” que este blog. Algunos de ellos son escritos y están impresos incluso, Pero si me pregunta a mí, son más útiles para envolver paltas o aguacates (depende de cómo se les llame en país de residencia de turno), o para limpiar vidrios. (No es broma).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s