Sobre un jardín de huesos rotos * Pablo Mirlo

Sobre un jardín de huesos rotos
caminamos descalzos,
inclinamos la cabeza a un lado
y escuchamos los quejidos mudos,
que brotaban de los altos muros,
pálidos y agrietados,
húmedos como llanto,
y espesos como humo.

Sobre un jardín de huesos rotos
de democracia nos han disfrazado,
a la dictadura y el estado;
la justicia y el asesinato.
Y este país que es un calvario
de miles de cristos puros,
se entierra en nuestros costados
y pretende dejarnos clavados.

Pero el cielo está gritando,
y es porque a menudo callamos.
Y si la tierra se mueve,
es para sacudirnos del letargo.

No hay muerto en vano,
ni desaparecido que no extrañemos.
Si hay que inundar el cielo de estrellas,
lo haremos.
Que cada estrella que brilla,
es un luchador del pasado,
y cada hueso que pisamos,
un recordatorio de lo que haremos.

Sembraremos el jardín de estrellas.
Lo sembraremos con nuestros sueños,
que éstos son inmortales,
y no hay fusil que los convierta en huesos.

Por Pablo Mirlo

black-and-white-nature-landscape-flowers-black-and-white-gif-garden-flowers-gif-nature-gif-landscape-gif

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s