Travieso * Pablo Mirlo

Sobre el pantano revuelve
las horas muertas como juguetes:
de plástico, de cartón, de elástico.
Se la pasa en eso hasta la nueve:
cerrando universos, abriendo las Pléyades,
cubriendo su rostro e intrigado de la gente,
rotando planetas al ritmo de su corazón.
Sus ojos brillan celestiales.
De pronto. Suena el gong.
Se terminó el recreo.
Vuelve al salón.

Dios sabe lo que es jugar
y elevar sin motores su imaginación.
Mientras su mamá desconoce todo lo que encierran
esos ojos traviesos; ojos eternos.

Él ya planea su próximo gran juego:
conectar al ser humano con sí mismo,
en tiempo,
futuro,
y pasado.
Y dibujar, en un agujero de gusano,
corazones orbitados de verdad creciente,
en forma de nubes,
agua,
seres,
y pantanos.

En la imaginación de los niños,
está la solución.

Por Pablo Mirlo

Pantano-306619

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s