Volverse nada * Pablo Mirlo

Puedo comer los colores,
cuando estos se vuelven sabores
que mi mente disfruta.

Puedo tejer árboles,
con humo de barcos distantes
que mis pies descalzos dibujan.

Puedo cazar nubes
y envolver a los perros con ellas,
hacerlos pasar ovejas y abrigarme con su lana
cuando hace frío los lunes.

Puedo hacer con los diarios,
aviones de papel y dardos,
que vuelan más rápido que las malas noticias
y que dan siempre justo en el blanco.

Puedo hacer lo que quiera
cuando esto de arriba funciona,
y me convierto en lo que me rodea:
un manantial de piedras
un río de papel
un cielo de acero
un mar de baldosas
un niño sin sueños.

El río negro que cruza nuestras almas
no encontrará consuelo.
El silencio se alarga como una espada
que corta con sus dos filos a los vivos y los muertos.

Por Pablo Mirlo

Flamberge

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s