Un millón de gracias

Desde hace tiempo que venía pensando en escribir estas palabras y creo que ahora es el momento correcto, justo pasadas las celebraciones navideñas y antes que termine el año.

Quisiera agradecer de todo corazón a todas y todos los que han pasado por almacén de versos, historias y sueños que se ha convertido este blog. Cuando comencé este desafío lo hice sin mayores aspiraciones que compartir mi trabajo con todo aquel que quisiera apreciarlo, comentarlo o reflexionarlo. Sin embargo, la respuesta fue muy superior a lo imaginado, y no solo vinieron a leer y comentar; muchos de ustedes vinieron a quedarse en mí, y a partir de eso, hemos construido puentes colaborativos y creativos que de a poco dan y darán más dulces frutos de aquí en adelante.

¿Qué es el escritor, artista o músico sin aquellos que lo alientan a seguir? Pues nada. Y cuando comencé esto, siempre fue mi intención establecer una comunicación cercana con aquellos que quisieran intercambiar ideas conmigo, pues siempre las personas que admiro y las que no -pero que tiene algún nivel de fama- me han parecido demasiado lejanas y que no están abiertas a dialogar con sus seguidores, oyentes, o lectores. Es por eso que, cuando comencé con esto, decidí hacer lo contrario, y responder todas las preguntas, comentarios e ideas de cada uno de ustedes y darme el tiempo de leerlos cada vez que ustedes publicaran algo nuevo, y la verdad es que no me arrepiento, pues he descubierto personas demasiado talentosas que deberían dejar de lado lo que sea que estén haciendo para ganarse la vida y dedicarse a escribir, claro, todo eso en un mundo ideal, donde los artistas sean valorados y no mirados en menos que el ingeniero, doctor o abogado; un mundo donde el trabajo en sí sea considerado una labor digna, sin importar qué tipo de trabajo o qué título universitario se ostente.

Espero en estos entretenidos meses haber logrado establecer ese tipo de comunicación con ustedes, y si no, pues el siguiente año intentaré mejorarla. Pero esa ha sido mi idea, ser cercano, pese a las distancias geográficas y compartir mi mundo interno con sus mundos internos.

Gracias a todos lo que me leen, los que me escuchan en las canciones, y los que sienten en los versos. Gracias por su apoyo y tiempo dedicado a leer estas y todas mis palabras.

¡UN MILLÓN DE GRACIAS!

Anuncios

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s