A nuestro ritmo * Pablo Mirlo

Si tropiezo más de dos veces contigo, es porque quiero.
No eres piedra en mi camino. Eres mi camino.
Cuando rodamos en el verde pasto
sabes que es más que un juego de niños;
es desterrar los esclavizadores calendarios al olvido,
y tener la edad que queramos mientras nos sintamos vivos.

Que no crezcamos como crece el mundo
no me molesta en absoluto,
crecemos o decrecemos a nuestro propio y establecido ritmo.
Por mientras, esperemos,
a que otros escriban libros,
acerca de cómo se debe vivir sin errores.
Mientras tanto, tu y yo, equivoquemos,
te aseguro que eso nos hará seguir siendo jóvenes.

Y así me fui convenciendo de teorías teóricas y errores.
Y me atrapó la noche entre tanta tontera sin nombre.
Después de todo solo era un hombre frente a un papel en blanco sin razones,
intentando matematizar y teorizar sobre errores y amores.

Al final, solo era un hombre,
de párpados divorciados entre las noches.

Por Pablo Mirlo

pasto_bermuda

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s