Héroes del Rock n°5 – Roger Waters/Pink Floyd

¿Qué otra cosa podría agregar yo –simple fanático– de la obra de Pink Floyd, y de lo hecho en particular por Roger Waters, que no se haya dicho? Pues no creo que mucho. Sin embargo, para eso es ésta sección, para destacar de forma subjetiva los héroes del rock que más han marcado mi vida, e intentar a la vez, demostrar que todos tenemos la capacidad de desarrollar algún tipo de vínculo especial con los artistas que admiramos. Y ver también que, pese a las distancias, la música nos une y nos moldea.

El descubrimiento de la obra de Pink Floyd para mí llegó de manera fortuita y hace muy poco. Fue en una madrugada de mayo, cuando sin proponérmelo sintonicé una radio on-line chilena llamada Sonar FM –radio dedicada al rock–. Pues mientras escuchaba las canciones que pasaban en esta radio, de repente, tocaron una canción que por alguna extraña razón me sonó familiar, pese a que nunca la había escuchado en esta versión (que era la original). La canción en cuestión era Goodbye Blue Sky. Sin embargo, en ese momento solo recordé haberla escuchado antes, mas no el cómo ni dónde, ni mucho menos el nombre de la misma.

Tras luchar unos minutos por recordar de dónde la había escuchado, lo logré. Efectivamente, la conocía. Fue por allá por el año 2003, en una versión en vivo de la banda System of a Down que la escuché por primera vez, pero en ese momento no sabía que era de Pink Floyd.

Una vez resuelto el misterio de la canción, ahora, faltaba descubrir el nombre de ella. Eso me tomaría un par de semanas más. Sin embargo, sería en ese tiempo que terminaría por hacerme conocedor de toda la discografía de la banda, y en definitiva, nacería mi admiración por su obra.

Ahora bien: ¿Por qué pasaron de ser una simple banda para convertirse en mis héroes del rock?

La respuesta yace en su historia misma. Sus distintas etapas y las piezas musicales inmortales que han dejado en más de 4 décadas.

Para comenzar, explicaré que mi aterrizaje en la obra discográfica de Pink Floyd parte con el inmortal álbum The Dark Side of the Moon (1973).

El lado oscuro de la luna
En la decisión que tomé de escuchar tal álbum también jugó un rol importante la radio Sonar FM, pues fue en una noche cualquiera, cuando tocaron la canción Comfortably Numb, que decidí escuchar más de los ingleses. Claro, esa canción no pertenecía al The Dark Side of the Moon, pero sí me animó a darle una oportunidad a esta banda de la cual había escuchado tanto hablar, pero que a la vez, nunca le había puesto real atención.

Y bueno, pensé: ¿Qué mejor manera de empezar el viaje de exploración por la discografía de la banda que escuchando ese álbum histórico?

Recuerdo que ese álbum lo escuché con audífonos, en la madrugada, antes de dormir. Cerré los ojos y dejé mi alma viajar en los acordes, teclados, y música del álbum. Fue sencillamente genial. Recuerdo que lo primero que pensé luego de escucharlo fue: “¡Todos tienen que escuchar esto!”

Claro, ahora que lo pienso, lo más probable es que yo haya sido uno de los últimos en sumarme a esta experiencia, y pedirle al resto que hiciera lo mismo era simplemente una petición absurda. Sin embargo, así como para mí todo esto era algo nuevo: ¿por qué no lo iba a ser para algún otro, que como yo, también se hubiese privado de esta obra por tantos años y recién ahora la descubriera?

Ahora bien, a los que lean esto, si es que no lo han escuchado de manera atenta, no solo como música de fondo sino que con real intención, los invito a escucharlo y sentirlo. Y si bien pienso que, así como los libros, la música, o determinados álbumes, cada uno tiene un tiempo señalado para cada persona y momento, lo más probable es que para alguien por ahí, estas palabras enciendan la llama de ese momento, así que no duden en darle una oportunidad.

Ahora bien, esto no termina aquí. Luego de escuchar el The Dark Side of the Moon escuché toda su discografía, investigué su historia, vi documentales, vi conciertos y de a poco me fui concentrando en la figura de Roger Waters, bajista de la banda.

Roger Waters
Roger Waters pertenece a la formación original de la banda, cuando eran cinco músicos y estaban liderados por Syd Barrett, vocalista y compositor principal de la banda entre los años 1967 y 1968. Bueno, tras la salida de Syd Barrett de la banda, por el excesivo abuso de drogas y su inestabilidad emocional, la banda pasó a ser liderada por Waters. Fue en este momento de incertidumbre que se sumaría a la banda el guitarrista David Gilmour, con quien la banda lograría su periodo de mayor apogeo en cuanto a popularidad mundial y creatividad (1973-1979).

Fue entre estos años que lanzaron sus álbumes más representativos: The Dark Side of the Moon (1973), Wish You Were Here (1975), and The Wall (1979).

Ahora bien, la salida –expulsión– del fundador de la banda, Syd Barrett, seguiría clavada como una espina en toda la obra de Pink Floyd, pues pese a ser considerada necesaria para los fines de desarrollo de la banda, la falta del alma compositora de la banda hizo que “perdieran” el rumbo en cuánto al cómo componer canciones, mas, obra de los “dioses” de la música –si es que existen– este navegar sin rumbo hizo que la banda se tornará a la experimentación y lograrán ser lo que sin pensarlo se convertirían: los padres del rock progresivo.

Y es que claro, el hecho de no “saber” componer canciones como todo el mundo las hacía en ese entonces –por ejemplo: estrofa, coro, estrofa, solo de algún instrumento, estrofa– significó el nacimiento de piezas maravillosas. Como por ejemplo: Echoes, del álbum Meddle. Una canción que bajo ninguna circunstancia sería considera un single en estos tiempos “modernos” con sus 23 minutos 32 segundos de duración -extensión que asustaría a cualquiera-. Mas nuevamente desafío a los lectores a darle una oportunidad, en una de esas se llevan una agradable sorpresa con esta pieza, que para mí gusto, es simplemente alucinante.

Sin embargo, una de las cosas que me hace admirar profundamente a la banda en el periodo comandado por Waters, son las constantes referencias a su antiguo amigo y líder: Syd Barret.

Se podría decir que el álbum Wish You Were Here es una obra casi completa dedicada a su buen amigo. Y es que pese a haberlo sacado de la banda, en el fondo, siempre lo quisieron y admiraron profundamente. Para eso basta escuchar Shine On You Crazy Diamond . La preciosa canción que abre el disco de 1975 contiene versos tales como:

“¿Recuerdas cuándo eras joven?
Que brillabas como el sol.
Resplandece tú, loco diamante.
Ahora hay algo en tu mirada, como negros agujeros en el cielo
Resplandece tú, loco diamante.
Quedaste atrapado entre en el fuego cruzado de la niñez y el estrellato, llevado por una brisa de acero.
… vamos tú extraño, leyenda, mártir. ¡Brilla!”

Y así, sucesivamente, las referencias a Syd cada vez se hacen más patentes en la obra de Pink Floyd y su buen amigo y admirador Roger Waters. Como por ejemplo, en la inmortal pieza Comfortably Numb, del álbum The Wall. Pese a que la obra entera hace referencia a muchas cosas, y en realidad, es una fuerte crítica al sistema en su conjunto, es en esta canción que las referencias más potentes a su viejo amigo son claramente visibles y al estado en que el que había quedado tras el excesivo abuso de drogas.

Y por último, cómo no mencionar a la pieza que da nombre al álbum de 1975: Wish You Were Here.

Para eso basta leer los siguientes versos:

“Cómo desearía que estuvieras aquí.
Solo somos dos almas perdidas nadando en una pecera, año tras año,
corriendo por el mismo viejo lugar.
¿Y qué hemos descubierto?
Los mismos viejos miedos.
Quisiera que estuvieras acá”.

Esta canción adquirió un nuevo significado cuando la banda decidió hacer su primera aparición pública con la formación post Syd Barrett, luego de casi 20 años, en el Live 8 de Londres del año 2005. Para ese entonces las dos almas que habían estado nadando para terminar chocando con los mismos miedos eran las de los distanciados Gilmour y Waters. Hermoso reencuentro.

Es por eso que para mí Pink Floyd son mis héroes del rock, porque lejos de los clichés de la banda rock rimbombante conocida que posa para las revistas y siempre hacen y dicen lo correcto, ellos se dedicaban a hacer lo que mejor sabían: música para todos los sentidos y decir lo que pensaban. Y no solo eso, sino que nunca olvidaron a su viejo amigo Syd Barrett. En definitiva, la historia de la banda es la historia de una amistad profunda.

En cuanto a la figura de Waters, yo la destaco de sobre la del resto, pues la monumentalidad de su visión y obra The Wall le reservó para siempre un espacio en el olimpo no solo de la música, sino que de la historia del arte en el mundo, por su agudeza, fineza, crueldad y ante todo, honestidad.

Cuando dejó la banda a mediados de los ochenta jamás Pink Floyd tuvo nuevamente la visión oscura, sarcástica y furiosa del mundo tan magistralmente retratada por Waters.

Es por todo esto, y por el legado a la historia de la música que nos han dejado, que Roger Waters y Pink Floyd son mis héroes del rock.

Si los escucha con atención no se arrepentirá, haga la prueba.

Anuncios

Acerca de pablomirlo

Me considero un obstante, un sin embargo, un pero. Me considero un parlante, un sin regazo, un perro. No obstante considero, que sin embargo un perro, no obstante puede ser hablante, y en charcos, su propio dueño. Me considero un sin embargo, un marco descolgado, un cielo colgante, ensueños, un amargado. No obstante difiero. Tal vez ni concuerdo. Quizás ni debiera. Probablemente, ni es cierto. Ver todas las entradas de pablomirlo

4 responses to “Héroes del Rock n°5 – Roger Waters/Pink Floyd

  • Charlipap

    ¡Qué recuerdos, Pablo!. En aquellos inolvidables años setenta la costumbre en las discotecas era que se alternaran periodos de música rápida, para bailar, con otros de música lenta, para bailar agarrados, por parejas, lentito, ya sabes. Y si no recuerdo mal, la cara B del álbum “La cara oculta de la Luna” estaba formada por una sola canción, o por dos, en cualquier caso la segunda era insignificante con el fantástico sonido casi cósmico, para aquellos tiempos, de la grande. Todos esperábamos que en el “agarrao” nos pusieran esa canción tan larga y tan sugerente. Así conocimos a Pink Floy y pasó a formar parte de nuestras historias. Gracias por traerme estos recuerdos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • pablomirlo

      Jajaja, Que grandes historias, amores y experiencias deben nacido gracias a este cósmico álbum. No sé cómo estaba compuesto el lado B, pues siempre he escuchado de principio a fin el disco. Ahora, lo genial del disco es justamente eso, que cada canción desemboca en la siguiente, lo que genera una atmosfera casi mágica. Será esta la canción a la que te refieres? https://www.youtube.com/watch?v=I3OdanjBYoM

      Saludos y gracias por pasar!

      Me gusta

      • Charlipap

        No lo recuerdo, aunque te prometo que lo escucharé, todavía lo tengo, en vinilo, el que compré hace unos cuarenta años. Creo que salvo la de Money, que era la primera de la cara B, todo el resto se enlazaba, y en aquellas circunstancias podía parecernos una única canción. Desde luego a efectos de la pareja solo bailábamos una.
        Un abrazo.

        Me gusta

      • pablomirlo

        ¡Qué genial! Ese vinilo es una reliquia en estos tiempos. Yo con suerte lo he escuchado en mp3, jajaj. Pero ya podré escucharlo como corresponde. Saludos!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Glykós Katharsis

Este espacio constituye mi pequeño cosmos y es un fiel reflejo de mí; alberga escritos sobre todo aquello que me gusta, me apasiona, me interesa y me infunde curiosidad. Para leer alguna de mis entradas, selecciona la ''categoría'' que sea de tu preferencia , o bien, echa un vistazo a lo ''más visto'' Todo lo publicado es de mi autoría.

Alejandra Meza Fourzán

Autor/Author Blog

Soñando...

Micro creaciones llenas de mi alma... u otras.

La Piedra Psilosofal

-Amo ergo Sum-

Pintura del Cosmos

Relatos, cuentos y literatura

Globo de Ayer

Es un poco y mucho de todo (poesia, musica, letra e historias)

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Yo amo al cine

Criticas, estrenos y más

Singularette

No solo soltera, sino singular

(Nos)otros

Escribiéndote...escribiéndome...escribiéndo(Nos) a (otros)

novelaromanticaescritorajoven

A almas vivas, ardientes, soñadoras y guerreras.

A %d blogueros les gusta esto: