Revolución: maneras simples de ser un revolucionario * Pablo Mirlo

dfgdgArtículo publicado en Revista Pluma Roja Octubre 2014.

Enlace directo: http://revistaplumaroja.wordpress.com/2014/10/11/revolucion-maneras-simples-de-ser-un-revolucionario/

Vientos de pánico, o más bien, el hálito putrefacto de los guardianes del dinero y la diosa economía soplan sobre los cansados rostros de los ciudadanos. Se publican índices de cesantía, desaceleración. Se gasta, ese mismo dinero que se supone falta, en encuestas que avalen los postulados del ultra derechismo en Chile y que les permitan chillar a los cuatro vientos que solo ellos saben calmar a la diosa economía. Para tales propósitos se valen de miles de hombres y mujeres que son ofrecidos en sacrificio y entregados a las fauces de la bestia cesantía, con el único fin de demostrar que el actual gobierno se derrumba, y que solo ellos pueden ser los salvadores –los mismos que mataron a Salvador–.

Ahora bien, pese a la sarta de mentiras que vomitan los grandes medios de comunicación, hay una gran verdad que pasa desapercibida. El talón Aquiles del modelo económico que esperamos derribar se basa en el consumo. Cuando hablan de que la economía está en crisis es porque los índices de consumo han bajado. Es decir, el mal llamado crecimiento se sostiene sobre las billeteras de la mayoría de los ciudadanos de este país, NO sobre la buena voluntad del empresariado que decide gastar menos en lujos personales para inyectar más dinero mediante el aumento de sueldos, por ejemplo, para no detener el consumo de sus trabajadores. Ni tampoco este “crecimiento” depende de la buena voluntad de los inversores extranjeros. Al contrario, se sostiene sobre nosotros. Pues, es ahí donde se presenta una oportunidad de ser revolucionario. Ellos mismos reconocen que su talón de Aquiles es el consumo, y que cuando la gente no consume, ELLOS entran en crisis, NO NOSOTROS, por ende, es por ahí que hay derribar el modelo económico.

Ahora, para derribarlo, se requiere un cambio total en los hábitos de los consumidores. Se requiere dejar de ir al supermercado para ir a la feria. Se requiere ir y comprar en el almacén más cercano. Se requiere comprar en la farmacia local, no en la mega cadena de farmacias. Y por último, si se quiere hacer de verdad caer a la economía, se requiere de un boicot a los centros comerciales, mutlitiendas, etc. Sin embargo, es sabido que, el mundo empresarial, una vez que se dé cuenta que la gente ya no compra en sus tiendas, bombardeará a través de la tele y los diarios para hacernos creer que el mundo se acabará. Seguramente habrá miles de despidos y la cesantía subirá hasta las nubes, pero es ahí donde un pueblo organizado se hace respetar y no cede a las presiones. Se debería fomentar el trabajo de las cooperativas, la autogestión, etc.

Nos han hecho creer que las crisis económicas también son nuestras crisis, pero eso no es verdad, las crisis económicas son de unos pocos, pero las hacen pasar como nuestras. Sin embargo, cuando no hay crisis, se olvidan de la gente y sus demandas, y en esos momentos solo velan por sus lujos e intereses. Entonces ¿Por qué preocuparnos por la supuesta crisis si no es nuestra? No debemos preocuparnos. Debemos hacer caer la economía hasta el suelo. Nos han hecho creer que sin la economía no somos nada, como si fuera tan necesaria como el aire y el agua. Nos ha hecho creer que este es el único orden económico exitoso, cuando en realidad, es el más nefasto de todos, porque destruye al medio ambiente, saquea los recursos naturales, y solo deja destrucción a su paso, riqueza para unos pocos, y migajas para el resto. Es por eso que se debe dejar de consumir como si el mundo se fuera acabar. Boicot a las grandes cadenas, que caigan hasta el suelo, debemos llevar nuestro dinero a los almacenes y tiendas locales y fomentar la autogestión, las cooperativas e independencia. Esta también es una forma de ser revolucionario.

Por Pablo Mirlo

Anuncios

Acerca de pablomirlo

Me considero un obstante, un sin embargo, un pero. Me considero un parlante, un sin regazo, un perro. No obstante considero, que sin embargo un perro, no obstante puede ser hablante, y en charcos, su propio dueño. Me considero un sin embargo, un marco descolgado, un cielo colgante, ensueños, un amargado. No obstante difiero. Tal vez ni concuerdo. Quizás ni debiera. Probablemente, ni es cierto. Ver todas las entradas de pablomirlo

7 responses to “Revolución: maneras simples de ser un revolucionario * Pablo Mirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Glykós Katharsis

Este espacio constituye mi pequeño cosmos y es un fiel reflejo de mí; alberga escritos sobre todo aquello que me gusta, me apasiona, me interesa y me infunde curiosidad. Para leer alguna de mis entradas, selecciona la ''categoría'' que sea de tu preferencia , o bien, echa un vistazo a lo ''más visto'' Todo lo publicado es de mi autoría.

Alejandra Meza Fourzán

Autor/Author Blog

Soñando...

Micro creaciones llenas de mi alma... u otras.

La Piedra Psilosofal

-Amo ergo Sum-

Pintura del Cosmos

Relatos, cuentos y literatura

Globo de Ayer

Es un poco y mucho de todo (poesia, musica, letra e historias)

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Yo amo al cine

Criticas, estrenos y más

Singularette

No solo soltera, sino singular

(Nos)otros

Escribiéndote...escribiéndome...escribiéndo(Nos) a (otros)

novelaromanticaescritorajoven

A almas vivas, ardientes, soñadoras y guerreras.

A %d blogueros les gusta esto: