Viaje a tu ciudad * Pablo Mirlo

Camino las calles que nadie camina
para sentirme, al menos en lo imaginario, que estoy en otra ciudad.
Esto de no tener dinero y no poder viajar,
me permite descubrir nuevos rincones,                                ocultos muchas veces,
por las luces de las calles y la avenida principal.

Como una antigua casa que cuelga en la esquina  hace 200 años,
llena de grietas, goteras y arbustos extraños.
Como una anciana que acaricia un gato.
Quienes pese a vivir dos cuadras más allá de donde transito habitualmente, jamás había visto, por irme siempre por el mismo lado.

Las calles olvidadas tienen su encanto.
De sus paredes muchas veces se desprende:
El sonido del paso de los siglos
la risa de los niños
y el llanto de los abandonados.

Por esas calles me pierdo cuando puedo.
Como cuando no quiero caminar lo de siempre;
la misma calle, el mismo puente.

Camino por calles olvidadas quizás buscando algo perdido.
O tal vez, buscando encontrar.
la respuesta a preguntas formuladas jamás.

Un secreto transcrito.
Páginas amarillas en el suelo.
Recuerdos en rotos bolsillos.

A veces se hace imposible no disfrutar,
como si de un juguete nuevo se tratase,
el redescubrir tu propia ciudad.

Tras cada rincón olvidado en nuestro habitual recorrido.
Se esconden nuevas ciudades, nuevos caminos,               y a veces, bajo la sombra de un viejo árbol, o al lado de un estrecho camino, es posible que te encuentres, incluso, contigo mismo.

Por Pablo Mirlo

PAPAYACalle Gabriela Mistral, Las Compañías, La Serena, Chile.

Licencia Creative Commons
Viaje a tu ciudad por Pablo Mirlo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me identifico mucho con esta parte:

    “Esto de no tener dinero y no poder viajar,
    me permite descubrir nuevos rincones, ocultos muchas veces,
    por las luces de las calles y la avenida principal.”

    Muy buena descripción de lo que uno llega a conocer de su propia tierra, si se tiene la ACTITUD de DESCUBRIR.

    Solo basta quitarle el filtro de la rutina a los ojos: para apreciar de una manera distinta los lugares que siempre han estado frente a nosotros.

    Saludos, Pablo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s