Héroes del Rock N°3: Gustavo Cerati

tapa_bocanada

No tenía previsto escribir tan pronto una entrada con otro de mis héroes del rock, sin embargo, las circunstancias recientes ameritan que dedique unas palabras al gran Gustavo Adrián Cerati.

Y es que aquel que por estos lados del cono sur niegue haber conocido o haber escuchado alguna canción de Gustavo, ya fuere en su rol solista o en su época de Soda Stereo, yo creo que lisa y llanamente miente.

En lo personal, mi acercamiento hacia su obra llegó por osmosis. Mi hermano mayor es un gran fanático de Soda Stereo, de modo que, desde que tengo uso de razón, escuchaba la música brotando a través de las paredes de la habitación de su dormitorio, la cual estaba al lado de la mía, cuando vivíamos juntos, ¡pues lo escuchaba a todo volumen!

De modo que gracias a él entré en este Sueño Stereo de canciones como Hombre al agua, De música ligera y Te hacen falta vitaminas del que ya no despertaré.

Recuerdo que cuando era niño no me gustaba esa música, ni ese sonido ochentero en el que las baterías sonaban como golpes de látigo, por eso, sentía cierta aversión hacia lo que se conocía como rock latino. Para mí Soda Stereo era eso, sonido ochentero. Sin embargo, haciendo memoria, debo reconocer que a mis 8 años de edad, cuando Soda Stero lanza el sencillo Ella uso mi cabeza como un revolver, ese absolutismo que tienes los niños carentes de matices, me llevó a sentir un gran gusto por esa canción, pese a mis prejuicios. Al parecer, no era Soda el problema, eran ciertos sonidos, y ante este nuevo sonido, no le quedó otra cosa que hacer a mis oídos que sucumbir. Quizás, en ese entonces, no entendía la letra, ni las metáforas, pero el sonido de la canción, los arreglos, los violines y ese verso que siempre me ha parecido genial: “era una piedra en el agua, seca por dentro. Así se siente la verdad cuando es la palabra sometida” lo encontraba notable. También ese otro verso: “fui tan dócil como un guante, tan sincero como pude” lo encuentro brillante. Era como el grito de aquel que todo lo hizo, y que al final, de nada sirvió. Eran mis primeros pasos en el universo musical de Cerati.

Sin embargo, pese a mi gusto infantil por esa canción, mis gustos por Soda Stero y la obra de Cerati se pavimentarían recién el 2001 cuando un amigo me prestara una copia del disco Canción Animal (1990).

El día que escuche ese disco, 11 años después de su lanzamiento, me di cuenta que mis objeciones iniciales a la música “ochentera” de Soda Stereo estaban erradas, y que estos tipos podían hacer mucho más que “rock latino”.

El disco es una obra honesta, simple, y directa. No tiene muchos arreglos musicales. Se destaca el virtuosismo de Cerati en Un millón de años luz, (porque paréntesis aparte hay que destacar que el tipo no solo sabía cantar, escribir y componer, eran un tremendo y virtuoso guitarrista), conmueve en momentos con Té para tres e invita a la fantasía –como ya lo hiciera años antes con Persiana Americana– en Entre caníbales.

A partir de allí comenzaría mi búsqueda de más de este sonido. Mi siguiente adquisición fue el DVD El último concierto, cuyo registro graba la última presentación de la banda, antes de un receso de 10 años, el año 1997 en Buenos Aires, Argentina.

Mi admiración por la obra de Gustavo para ese entonces ya estaba establecida. Me conseguí toda la discografía de Soda Stereo. Me maravillé con la majestuosidad de su obra Confort y música para volar, disco, que en lo personal pienso, debe ser uno de los mejores álbumes de un grupo de rock en español grabados en vivo, es simplemente alucinante la atmosfera creada, y la increíble y casi ilimitada capacidad del músico argentino mostrada en esta presentación de re versionar su propia obra, como la hace en la extensa versión de La ciudad de la furia.

Aluciné con su disco Dinamo (1992) y quedé encantado con el broche de oro con el que cerraron su carrera como banda con Sueño Stereo (1995), la psicodelia y la experimentación terminaron pintando una obra musical que trasciende el tiempo-espacio.

Mi acercamiento a su obra como solista

Transcurría el año 2006, y de repente, una canción en la radio de Gustavo Cerati atrapó mis oídos, se trataba de La excepción. Inmediatamente me sumergí en la tarea de averiguar de qué se trataba esto, de qué disco salió, cuándo, etc. Descubrí que se trataba de su más reciente álbum solista Ahí vamos (2006) y pues, a partir de allí inicié una investigación musical parecida a la que había iniciado un par de años antes en la discografía de Soda Stereo, salvo que esta vez sería para escudriñar su obra como solista.

Para desgracia –en un comienzo sí– no encontré más canciones del tipo La excepción en su repertorio previo. Me encontré con arreglos de computadora, sonidos más bien pop, algo electrónicos, pero nada del rock más ortodoxo, si se le puede llamar de alguna manera. De manera que me sentí algo decepcionado. Sin embargo, cuando comencé a recorrer su obra desde el crudo Amor amarillo (1993) fueron apareciendo joyas que me encantaron: Te llevo para que me lleves, Pulsar, Bajan (cover de Luis Alberto Spinetta). De Bocanada (1999) aluciné con Puente, Engaña, Tabú, Bocanada y Paseo inmoral. Luego vino uno de esos álbumes que aparecen como una necesidad casi biológica de vomitar todo lo que sientes cuando vas saliendo de una crisis, en este caso amorosa, Siempre es hoy (2001) pues es una declaración: No importa lo que pase mañana, no importa lo que pasó ayer, lo único que importa, y lo único que tienes es el hoy.

De los sonidos eléctricos, y casi bailables de este álbum, a mi gusto destacan todos, sin embargo, párrafo aparte merece Vivo.

Esta canción, como si hubiese sido arrancada de entre los sueños más melancólicos de David Gilmour brilla con luces propias en un disco dedicado al olvido y a dar vuelta la página de esas relaciones que no ya no dan, o no dieron para más.

Luego llegó el Ahí Vamos (2006), disco que me gusta de principio a fin, cuyo símbolo quizás más representativo fue Crimen, una preciosa canción que aborda el fin de las relaciones desde una mirada policial. Pues como dijera una vez Cerati, cuando se terminan las relaciones de pareja siempre hay un manto de duda, en el entorno más cercano de los afectados, con respecto a qué realmente los separó, lo cual, tras no haber respuestas claras de lo sucedido se convierte, al igual que los misterios de las páginas policiales, en otro crimen más sin resolver. El álbum sigue quizás recogiendo reminiscencias de sus quiebres amorosos, dejándonos otras joyas como por ejemplo: Adiós. Siempre me pareció genial la línea en esta canción que dice: “Pones canciones tristes para sentirte mejor” y obviamente esta otra: “… No es soberbia, es amor. Poder decir adiós, es crecer”.

Y, pues, finalmente llegamos a Fuerza Natural (2009). El álbum no fue muy bien aceptado por los críticos, sin embargo, Cerati jamás escribió para los críticos, de otra manera jamás hubiera iniciado un proyecto solista tan exitoso como lo fue en su momento Soda Stereo.

El álbum muestra a un Gustavo pleno que canta en Fuerza natural: “Puedo equivocarme, tengo todo por delante, y nunca me sentí tan bien”. Y el álbum entero lo muestra así, letras positivas, surrealistas, y sonidos tan variados que parecieran ser el resumen de toda una carrera en un solo trabajo, lo cual, resultó ser así.

En el último concierto, de su última gira promocional, de su último álbum, Gustavo Adrián Cerati cae en coma debido a un infarto cerebral que lo manda a dormir en Caracas desde el 2010, hasta ayer, 4 de septiembre del 2014 en Buenos Aires, donde finalmente fallece luego de una larga espera por despertar.

Por su música, por haber estado haciéndola contra viento y marea, como un melómano de aquellos. Por ser el padre del rock latino, por haber influenciado a tantos músicos a lo largo de Latinoamérica, y más que todo, por ser un buen tipo.

Gustavo Cerati, es otro de mis Héroes del Rock.

La partida de Gustavo, es casi la partida de un hermano más, un hermano en lo musical. Donde sea que esté, se debe estar armando una buena fiesta con otros próceres de los rock ya idos de esta existencia terrenal.

Donde sea que vayas, donde sea que estés, te deseo un feliz Sueño Stereo Gustavo.

Como siempre les dejo algunas recomendaciones. El siguiente es el set completo que Gustavo Cerati estaba presentando en su última gira. Esto fue grabado en Monterrey, México.

Y les dejo el video de su última gira junto a Soda Stereo el 2007:

Por Pablo Mirlo

Anuncios

Acerca de pablomirlo

Me considero un obstante, un sin embargo, un pero. Me considero un parlante, un sin regazo, un perro. No obstante considero, que sin embargo un perro, no obstante puede ser hablante, y en charcos, su propio dueño. Me considero un sin embargo, un marco descolgado, un cielo colgante, ensueños, un amargado. No obstante difiero. Tal vez ni concuerdo. Quizás ni debiera. Probablemente, ni es cierto. Ver todas las entradas de pablomirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El blog de Fabio

Baluarte literario y cultural

Mi arca de escritos

Este espacio constituye mi pequeño cosmos y es un fiel reflejo de mí; alberga escritos sobre todo aquello que me gusta, me apasiona, me interesa y me infunde curiosidad. Para leer alguna de mis entradas, selecciona la ''categoría'' que sea de tu preferencia , o bien, echa un vistazo a lo ''más visto'' Todo lo publicado es de mi autoría.

Alejandra Meza Fourzán

Autor/Author Blog

Poemario Primario

Un puñado de sentimientos, vivencias, sueños y delirios, en forma de sencillos poemas.

La Piedra Psilosofal

-Amo ergo Sum-

Pintura del Cosmos

Relatos, cuentos y literatura

Mi lengua nativa

mis letras, mi cosmos...

Globo de Ayer

Es un poco y mucho de todo (poesia, musica, letra e historias)

A la Sombra de la Luna

Verdades que parecen Mentiras & Mentiras que parecen Verdades.

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

Literatura, cultura y nuevas tecnologías

Este blog aporta herramientas multimedia para aprender y disfrutar de la literatura y de la cultura

Yo amo al cine

Criticas, estrenos y más

Singularette

No solo soltera, sino singular

(Nos)otros

Escribiéndote...escribiéndome...escribiéndo(Nos) a (otros)

novelaromanticaescritorajoven

A almas vivas, ardientes, soñadoras y guerreras.

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Sus pinturas

El blog de mis pinturas

A %d blogueros les gusta esto: