El porqué de mi temor a las mujeres * Pablo Mirlo

Antes de aclarar mi temor,

Debo confesar:

Las mujeres me gustan tanto como a mis ojos ver el mar.

Hecha la aclaración, me dispongo a contar,

El porqué de cuando me enfrento a una mujer: mis manos se congelan,

Mi lengua se traba, las palabras se me olvidan y mis piernas se enredan.

 

Siento que tienen algo que me desnuda por completo.

Que no importa cuántos abrigos lleve encima, siempre me siento expuesto.

Siento que me leen el pensamiento, los labios, las manos, los ojos y hasta los zapatos.

Y que cada vez que miento, en mi frente un parlante les anuncia: “te está mintiendo”.

 

Y aunque no les mienta por gusto, sino que más bien por ocultar mis flaquezas, no importa.

Me descifran lo enredado de mis palabras, lo poco convincente de mi mirada,

Lo falso de mi sonrisa, lo torpe de mis sentimientos, pese a que no quiero.

 

No quisiera seguir así, viviendo esta situación.

Atado a estas cadenas,

Que me muestran siempre expuesto a los radares de su corazón.

 

Antes que lo revele sin querer yo,

Antes que lo descubras tú,

Déjame decírtelo con mis manos,

Déjame contártelo con mis ojos,

Y traducírtelo con mis labios.

Le temo a las mujeres,

Porque le temo a mi verdadero yo.

Por Pablo Mirlo

temor-al-cambio-L-KbdLTS

Licencia Creative Commons

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s